Pineta – Pimené – Pineta


Pico Pimené: Uno de los mejores miradores del Pirineo
 
10.Agosto.09
 
Tras numerosas salidas en solitario, volvía a coindir con Beto, dispuestos a coger la forma física para nuestras clásicas megatravesías veraniegas.
Esta vez el objetivo era subir a dormir al Pico Piméné. Sin madrugar llegamos a Pineta, lo primero un vermouth en el refugio de Ronatiza con Jaime y Quique (que nos hablan del futuro proyecto del Tour del Perdido en versiones larga y corta, tanto en travesia de tres dias o para machacas en un solo dia!!).
 
Con cierta pereza preparamos las mochilas, con equipo de vivac pero ligeras. Remontamos el poco transitado camino que conduce al Puerto Nuevo de Pineta. Se accede a él desde el camino que lleva al Balcón pasado el primer resalte rocoso, en la sexta curva de la senda. Tras una travesía que parece imposible e invisible, se inicia una subida por mal terreno, pero sin pérdida, un tramo de fuerte pendiente nos deposita al pie del valle superior colgado, que esta dominado por la pedrera que culmina en el collado del Pto Nuevo.
 
Antes de que la pedrera nos hiciera sudar, el ambiente se encargó de refrescarnos, y en forma de aguacero nos dió su peculiar bienvenida.
 

 
El cielo se puso feo, y nuestro objetivo de dormir en la cumbre del Pimené se complicaba bastante.
 
 
 Asi que al pasar bajo la Brecha de Tucarroya nos entra la duda: Vivac arriesgado o noche confortable desde otro mirador guapo a cambio de una hora de fuerte subida? Dudamos bastante, pero al final el sentido común se impuso y subimos a dormir a Tucarroya (vaya cuestón!)
 
 
 
 
 
 
Una vez en el Refugio, contentos de la decisión tomada, el cielo siguió jugando, aunque al final la noche fue buena, aunque bastante fresca. Pero bueno, mas vale pajaro en mano que pollo en fotografia…!
 
 
Amanecer despejado y buenas vistas para gozar con las cámaras…
 
 
Clásica vista del Perdido y su exiguo glaciar, en menos de 15 años extinguido!
 
 
Bueno, pues tras desayuno con clama retomamos el plan previsto. Volvimos a bajar hacia Estaubé, y de allí, tiramos mas o menos directos al Pimené sin pasar por la Hourquette de Alans, al principio por sendero y al final, tras perderse, por donde nos pareció bien, llegando al collado entre el Petit Pimené y el Pimené. Luego el repecho final y a disfrutar de las vistas.
 

 
Torre de MArboré- Casco – Brecha de Rolando – Taillón
 

 
Hacia el Circo de Gavarnie..
 
 
 
Hacia Otal y Tendeñera…
 
 
 
Hacia Vignemale…
 
 
Glaciar del Vignemale
 
 
 
Una imagen para el recuerdo, algún dia volveremos a dormir aqui arriba…
 
 
Claro que luego quedaba volver hasta Pineta, y con la compañia del fantasma de la sed; nos acabamos el agua en la cima del Pimené y hasta cuatro horas después, ya casi en el coche, no pudimos coger agua hasta la cascada del Cinca!! Que sed! Los que me conocéis sabréis valorar! 4h y 1300m de desnivel!.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s